I wanna be the guy: un platformer ridículamente difícil

“En el año 200x, en su cumpleaños número quince un niño dejó su hogar en su peligrosa y épica búsqueda para convertirse en The Guy.”

Así comienza la aventura de un niño que busca convertirse en The Guy. I wanna be the guy (abreviado IWBTG) puede tener la trama más simple, pero la dificultad del juego lo compensa, y es que el juego fue hecho intencionalmente difícil.

IWBTG es un platformer en el que recorres distintos mapas. De por sí es difícil salir del primer mapa, al grado que muchos dejan el juego después de los primeros minutos. Y es que cada mapa está lleno de trampas y sorpresas que harán que el jugador invierta varios minutos o incluso horas por escenario. Sin embargo, si eres paciente y avanzas por medio de ensayo y error, lograrás progresar en los diferentes mapas del juego.

Aparte de su ridículo nivel de dificultad, el juego integra varios elementos de diferentes videojuegos clásicos. Podrás enfrentarte a Zangief, de Street fighter, o Drácula de la saga de Castlevania. Además, en muchos escenarios podrás disfrutar de la música de diferentes videojuegos como Kirby o Duck Tales, además de incluir escenas cómicas o parodiadas.

Mientras progreses en el juego, te enfrentarás a varios jefes y te irás acercando a tu meta final, ser The Guy (creo que lo dejaré en inglés a falta de una traducción original).

Posts relacionados