Por qué prefiero el modo de combate basado en turnos

TBS

Dentro de los juegos de estrategia y RPG existen básicamente dos tipos de combate: el combate en tiempo real (RTS) y el combate basado en turnos(TBS), el cual es mi favorito. Claro está, ambos estilos son muy buenos y existen una gran variedad de juegos qué han sabido aprovecharlos al máximo.

Si me dieran a elegir entre los dos géneros, definitivamente optaría por el combate basado en turnos y a continuación les explico por qué. Claro, lo que verás a continuación es una opinión muy personal.

Una estrategia profunda

Quizá todo se remonta a mi infancia, cuando aprendía  jugar ajedrez. De cierto modo este género surge del ajedrez, claro está, también hay muchas diferencias pero la esencia es la misma: dispón a tu ejército en el mapa de la mejor manera en que se balancee la ofensiva y la defensiva. Todo el tiempo debes de pensar como atacar y defender a tus unidades.

Claro, el RTS también tiene mucho este elemento, pero la diferencia es cuánto lo tienes que pensar. En el tiempo real tu tiempo de respuesta es mínimo, hay que actuar rápido y por ende, las estrategias no son tan complejas. En los TBS las estrategias se vuelven mucho complejas y nos pondremos a pensar 3 turnos, 5 turnos o muchísimos turnos al futuro. Un ejemplo sencillo: cómo formulas cada una de tus ciudades en los juegos de Civilization.

Todos planeamos rápidamente qué ciudad dará dinero, cuál generará ejército, y en dónde queremos explotar la investigación. Y eso no es un ejercicio de un par de turnos, es un trabajo que haremos por docenas de turnos hasta alcanzar nuestro cometido.

Civ V TBS

El error se castiga seriamente

Y en el ajedrez, una vez que sueltas una pieza volteas a ver el tablero y descubres tus errores. Algo que también sucede en los combates por turno. Nada como dejar a tu healer desprotegido por un turno en Fire Emblem ya que seguramente descansará en paz. Los castigos por cada error son severos, y te dejan una retroalimentación bastante positiva.

Sí, en el RTS también los errores se castigan, pero todo sucede rápido y no siempre logramos notar las pequeñas sutilezas.

Finalmente los errores pasan a ser tan importantes que no sólo nos concentramos en nosotros mismos, sino que la mitad del tiempo también nos concentramos en lo que hace o hará nuestro oponente en su turno.

Disfruta de la música

Estos son de los detalles pequeños, pero valiosos para mí. En los juegos en tiempo real es muy importante escuchar lo que nuestras unidades dicen (o gritan) y eso hace que no podamos escuchar la música de fondo sino hasta que ganamos la pelea, o estamos creciendo nuestra ciudad tranquilamente.

En los TBS todo el momento escucharemos la música, e incluso siento que la música es mucho más detallada en estos géneros, por ejemplo, los soundtracks de todos los Final Fantasy son estupendos.

fire-emblem-radiant TBS

Están casados con las consolas portables

Finalmente, y el combo perfecto: traerlos en tu consola portable. Aquí no hay discusión, los juegos de combate en las consolas portables son mucho más disfrutables en consolas de casa; pero los de turnos son excepcionales en la consola portable.

En ese viaje por el metro, o cuando estás en el aeropuerto esperando se presta para disfrutar de un juego “rápido”, y un combaste de 30 minutos es fantástico; y aquí viene el otro detalle: los juegos por turnos prometen muchas más horas de diversión.

Una partida estándar de Age of Empires dura entre media hora y poco más de una hora. Pero una buena partida de Civilization la terminas como en unas 10 horas (y eso en una velocidad rápida). Por lo que la aventura en el combate por turnos se vuelve mucho más épica.

Y usted ¿Cuál prefieren?

 

Posts relacionados