Linx, última gran apuesta de Atari

Linx

Sé que para una gran mayoría de vosotros, eso de Linx y Atari, os sonará a chino mandarín y no os culpo, ya que la vida de esta videoconsola portátil fue tan efímera como la mayoría de canciones del verano. De hecho, yo conozco su existencia por algunas de las publicidades que aparecían en mis comics favoritos.La Linx o Atari Linx, fue la primera de las consolas portátiles que salieron al mercado en el año 1989. A pesar de ser la pionera, tener uno de los mejores motores gráficos de su época, colores en su pantalla y retroiluminación, no llegó a tener ese gran éxito de ventas que la compañía americana esperaba con tanta ansia, después de tantos proyectos frustrados.

¿Por qué no triunfó la Linx?

Principalmente por la desidia mostrada por Atari para promocionar, el que debía ser su nuevo producto estrella. Un desanimo, al que pronto acompañó, una enorme cantidad de fallos de la Linx, muy difíciles de arreglar, como la gran incomodidad de su diseño y la excesiva cantidad de energía que consumía para hacer funcionar los juegos. Esto, sumado al reducido número de su catálogo, mandó a la consola destinada a marcar una época, al oscuro cajón del olvido.

Y es que, aunque se quiera vender la idea de que la Game Boy y la Game Gear fueron las únicas causantes de su caída en desgracia, lo cierto es que la Linx ya estaba tocada de muerte desde el mismo momento de su lanzamiento.

Posts relacionados