Flappy Bird, un éxito demasiado efímero

Flappy Bird

Hace unos días, desayunamos con el incomprensible anuncio de la desaparición  de uno de los juegos que más fuerte estaban pegando últimamente, el Flappy Bird. Un juego de mecánica bastante sencilla, en el que debíamos ayudar a un simpático pajarillo a sobrevolar diferentes escenarios llenos de tuberías.

¿Por qué decidió cortarle las alas a Flappy Bird?

A pesar de las múltiples hipótesis que han surgido por la red (entre las que se encuentra la posible advertencia de Nintendo), lo cierto es que nadie sabe a ciencia cierta, qué es lo que le ha pasado a su creador por la cabeza para renunciar a este tremendo éxito y sobre todo a la jugosísima cantidad de dinero que reportaba la publicidad insertada dentro del juego.

Una cantidad, que rondaba los 30.000 euros diarios, a la que Nguyen Ha Dong ha preferido renunciar por voluntad propia, harto de la enorme cantidad de mensajes con los que era avasallado todos los días.

Y es que según hemos podido adivinar por sus escuetos mensajes, lo único que parece interesarle a Nguyen es seguir creando videojuegos con los la gente pase un rato divertido.

Posts relacionados

Etiquetas: ,