Punch Out, el abuelo de los juegos de boxeo

Punch Out

Antes de cantaros las virtudes de este divertidísimo juego que hacía las delicias de todos aquellos niños de principios de los ochenta, quiero dejar claro que mi opinión no se ve condicionada porque me apasionen este tipo de juegos. Es decir, que no voy a hablar maravillas de él porque el género me guste, sino porque realmente merece la pena probarlo aunque sea una vez en la vida.

Tal y como se aprecia en la imagen, Punch Out es un juego de boxeo, que al igual que todos los de aquella época, utiliza la perspectiva en primera persona, para introducirnos por completo en la acción. Un efecto que se conseguía convirtiendo a tu personaje en un pequeño puñado de líneas verdes y fondo transparente.

Efecto, que permitía al jugador ver a través de su personaje, los movimientos de cada uno de los 6 rivales de los que está compuesto el juego. ¿Solo seis? Es posible que os parezcan pocos, pero si habéis tenido la oportunidad de jugar a algún árcade de la época, sabréis que a partir del 3 o 4 rival, las cosas se ponían bastante peliagudas, aunque el enemigo tuviera los movimientos bastante limitados.

No es lo único que destaca de este juego, ya que es uno de los primeros que muestra en el mismo espacio, 2 tipos diferentes de pantallas: una amplia para ver el combate y otra mucho más pequeña, en la que estaba la energía de los púgiles, el tiempo del combate…etc.

Posts relacionados