Bust a move, el gran exito que nació gracias a Bubble Bobble

Bust a move

 

Es probable que el nombre de Bust a move no os diga demasiado a todos aquellos que nacisteis a finales de los 90 y los primeros años del segundo milenio, pero quizás si os hablo de él como un juego en el que hay que lanzar bolas o burbujas para eliminar las de arriba, seguro que sabéis cual es (o por lo menos habéis jugado a una de sus tropecientas copias que hay en el Facebook).

Bust a move, conocido más comúnmente como Puzzle Bobble, nacía en el año 1994 al amparo de otro genial videojuego creado por Taito, Bubble Bobble. Un juego, al que le “robo” sus personajes principales para lanzar las burbujas de colores, músicas y su colorido aspecto.

¿Cuál es la mecánica de Puzzle Bobble?

Eliminar con la ayuda de Bub, las burbujas de colores que colgaban desde el techo en un determinado espacio de tiempo. Una mecánica que han repetido hasta la saciedad las miles de copias falsas del juego, intentando conseguir el mismo éxito del original.

Puede parecer igual a ese juego con el que estás enganchado, pero Bust a Move tiene algo que esa copia mala no tiene: el límite de tiempo para lanzar la bola y los escenarios más divertidos que te puedas encontrar.