Dr. Mario, el primer gran éxito lejos de las plataformas

Dr.Mario

 

O por lo menos es el primer gran éxito de Mario fuera de las plataformas que acude a mi memoria cuando alguien me pregunta al respecto, ya que fue uno de los primeros juegos que compramos para nuestra vieja Game Boy de color gris.

¿Por qué se convirtió en un gran éxito?

Básicamente por tres razones: el protagonista del juego era Mario, juntar píldoras y eliminar virus era muy adictivo y porque las alternativas para entretenernos a principios de los 90 no eran tan amplias como ahora.

Puede que no parezca nada del otro mundo eso de ir matando virus en Dr.Mario,  pero lo cierto es que tenía mucha más miga de lo que aparentan sus coloridos escenarios. Y es que, aunque los primeros niveles eran coser y cantar, a medida que iban avanzando, los pasabas bastante mal intentando hacer sitio a las píldoras para que no te fastidiaran la partida.

Partida, que al contrario de lo que sucede en la actualidad, no podías guardar de ninguna de las maneras, teniendo que empezar desde el principio cada vez que encendías y apagabas la consola. Te daba la opción de comenzar desde un determinado nivel, pero no era lo mismo, ya que no te daba tiempo acostumbrarte al ritmo de caída de las pastillas.

Posts relacionados