videojuegos-ninos

¿A qué edad puede un niño jugar videojuegos?

En esta época es muy común que los niños desde muy temprana edad sepan jugar videojuegos. Se aprecia el hecho de ver a niños con consolas de videojuegos como algo normal. Sin embargo, una de las preocupaciones frecuentes de los padres suele ser el saber a qué edad puede un niño jugar videojuegos, pues lo ideal sería brindarles esta oportunidad cuando posean una edad apta para hacerlo y no antes.

Los padres llegan a preguntarse en estos tiempos cuál es la edad más conveniente para que los niños puedan enfrentarse a la tecnología actual. Esto se debe a que en esta era digital no pueden ser excluidos de los adelantos tecnológicos del mismo modo en que se hacía hace veinte años, y mucho menos de aquellas opciones de entretenimiento de formato digital.

videojuegos-ninos

Si te preguntas a qué edad puede un niño jugar videojuegos, este artículo está dedicado a responder tu pregunta y te ayudará a despejar las dudas que puedas tener, para que así tus hijos puedan disfrutar de la tecnología del siglo XXI de una manera adecuada.

Lee las indicaciones

Como habrás podido notar, cada juguete tiene indicaciones en su empaque sobre las edades mínimas que son recomendadas para que los niños puedan jugar con él, y los videojuegos no son la excepción. La edad mínima que se tiene establecida para poder empezar a jugar videojuegos es a los 3 años de edad. Sin embargo, los padres podrán establecer sus propios límites, que incluyen hacer una supervisión del tipo de juegos que el niño desea jugar. Los videojuegos que puedan ayudarles a aprender (contar, agrupar objetos, buscar palabras, asociar colores, etc.) son altamente recomentados en esta etapa.

No importa si se trata de juegos de consolas o juegos para dispositivos como tablets o teléfonos inteligentes. Lo importante será que como padres puedan elegir cuáles son los videojuegos a los que desean que sus hijos puedan tener acceso.

Independientemente de la edad que se tenga, es importante establecer límites, pues por ningún motivo los videojuegos pueden ser la única forma de entretenimiento de sus hijos, pues así como el uso de videojuegos tiene algunos beneficios, también puede traer ciertos problemas sin son jugados en exceso.

Evitar largas horas de juego

Antes de que tu hijo comience a jugar videojuegos, te recomendamos que establezcas ciertos límites para que sean obedecidos. Siempre será importante establecer otras opciones de entretenimiento para tus hijos, como juegos al aire libre o juegos más educativos. También es bueno establecer el uso de la consola o el dispositivo móvil como si fuera una regla más de la convivencia en casa: se juega luego de estudiar, solo se jugará por una hora o dos, etc.

Como padres deben elegir juntos el videojuego que puede jugar el niño, conocer de qué se trata y saber si estos son aptos para él. Conforme crezca, podrá tener mayor libertad de elección respecto a los videojuegos que prefiere, así como podrá trabajar en su autocontrol para no jugar por tiempos excesivos.

 

Posts relacionados