The Room, una saga que no te debes perder

Pocos juego hay en Android e iOs que enganchen tanto como cualquiera de las cuatro entregas de la saga de The Room. ¿Qué tiene de especial? Ser uno de los pocos juegos de puzzles e investigación que no quieras abandonar a los pocos minutos.

The Room

The Room, misterio e intriga para toda la familia

Descubrí The Room hace algunos años, gracias a una oferta de Amazon en la que te permitió disfrutar de The Room 2 de forma totalmente gratuita. No conocía el primer juego de la saga, así que iba totalmente a la aventura y lo cierto es que me enamoró totalmente (de hecho, he jugado a los cuatro juegos que tiene la saga)

Y es que a diferencia de los cientos de juegos que se pueden encontrar online, The Room te atrapa desde el minuto cero gracias sus cuidados gráficos, la cuidada elección de su banda sonora y sobre todo, por sus maravillosos puzzles, en los que si te atascas puedes contar con la inestimable ayuda de 3 pistas diferentes.

¿Cuál es el argumento de The Room?

El hilo conductor de la historia de The Room, es ir revelando los secretos de un científico sobre su investigación de un nuevo elemento al que llama “el vacío”. Elemento, que parece estar relacionado con algún tipo de actividad paranormal, el cual se representa con un símbolo que aparece en las cuatro entregas.

Antes de contaros cuál nos ha parecido la mejor entrega, os queremos advertir sobre lo siguiente: si sois fáciles de asustar, no juguéis a The Room por la noche ya que tiene algunas escenas que son un tanto perturbadoras (la música también ayuda a crear esa sensación de alerta permanente).

La mejor entrega de The Room es…

Por su complejidad, longitud y variedad de escenarios, sin duda la mejor entrega de The Room es la tercera. Tener que recorrer las diferentes habitaciones y lugares secretos que forman parte de la mansión y manejar artefactos tan variados como la máquina en la que te introduces dentro de un tempo abandonado, el telescopio o la reproducción del sistema solar que debes ir moviendo en el capítulo final, es una auténtica maravilla.

¿Puedes comenzar a jugar por cualquier juego de la saga? Sí, ya que aunque hay símbolos que aparecen en todas las entregas, puedes entender el argumento del juego sin que sea necesario haber jugado a los anteriores. De hecho, yo comencé con el dos (os lo recomiendo mucho) y no tuve ningún tipo de dificultad para resolver los puzzles que iban apareciendo.

Si quieres poner a prueba tu cerebro y ver quién en es el más listo de todos, instala The Room en un dispositivo que tengáis en común, como por ejemplo una tablet y reta a tu familia a terminar el juego el primero. No te preocupes por las trampas, ya que en ese juego es imposible introducir ningún tipo de truco o código que te resuelva automáticamente un puzzle y además el progreso de cada uno se registra de forma individual.