Westland Survival

El Salvaje Oeste parece que vuelve a estar de moda, al menos en el mundo de los videojuegos. Tras el gran éxito cosechado por Red Dead Redemption 2, han aparecido multitud de títulos, entre los que destaca Westland Survival.

Westland Survival, revive el Salvaje Oeste en la palma de tu mano

Como se puede adivinar por su título, el objetivo fundamental de este juego, es intentar sobrevivir en un medio tan hostil como el Salvaje Oeste. ¿Es fácil hacerlo? Depende de la destreza que tengas. A nosotros nos han asesinado unas cuantas veces, aunque la mayoría de las veces ha sido por nuestra culpa.

El argumento del juego se centra en un vaquero al que los forajidos han asaltado y dejado prácticamente sin nada. Tu misión en Westland Survival es, ayudarle a conseguir la venganza que tanto desea y conseguir prosperar en un territorio lleno de vagabundos, animales salvajes y matones muy peligrosos.

Como empezar en Westland Survival  y no morir en el intento

Si no quieres que la muerte caiga sobre ti y desaparezcan todos tus preciados objetos, no te lances a la aventura sin saber que terreno es el que pisas. Para empezar con buen pie, es fundamental que lleves siempre contigo un arma (o varias), comida y agua. Teniendo estas tres cosas, tus oportunidades de sobrevivir durante tus primeras incursiones lejos de tu hogar se multiplicarán.

¿Cómo obtienes estas tres cosas? Las armas fabricándolas, la comida bien cazando o cultivando las semillas que encontrarás recogiendo fibras y el agua a través de la cantimploras y el pozo que puedes construir a partir del nivel 4. No te preocupes por el nivel, ya que es muy fácil alcanzar los primeros 7 u 8 niveles, los que te dan acceso a las cosas más básicas, recolectando recursos como piedras, troncos o comida.

Lo fundamental es que te concentres primero en conseguir todos los recursos que existen en el lugar en el que se encuentre tu casa y los uses para reconstruir las paredes que faltan, así como para fabricar tus primeras herramientas. Una vez que tengas todo limpio, es el momento de que realices alguna incursión a los lugares que están marcados por una calavera de color verde.

Es muy importante, que no vayas a otras de otro color al principio, ya que la probabilidad de encontrarte con osos o forajidos peligrosos es mayor. Concéntrate en subir de nivel y obtener los recursos necesarios para poder fabricar la parcela del palomar, ya que cuando llegue el momento, podrás comprar y vender cosas a los comerciantes.

Ojo con las misiones, ya que hay algunas como la diligencia rota en la que nadie o casi nadie os va molestar y conseguiréis multitud de cosas (vaciad vuestra mochila todo lo que podáis antes de ir). En otras, como la del tren no vais a tener tanta suerte, ya que hay enemigos muy fuertes, así que en cuanto consigáis algo bueno…salid corriendo a los límites del mapa.